Plantas

Ficus bengalí: características de crecer en casa


Ficus Bengali (Fícus benghalénsis) Es un árbol de la familia de la morera. Esta planta crece en Bangladesh, así como en India y Sri Lanka. Puede ocupar un área de varias hectáreas, y el diámetro de la corona de un ficus puede superar los quinientos metros.

Descripción de Bengal Ficus

La planta de ficus bengala se caracteriza por una forma de vida especial, que se llama "banyan". El comienzo de la etapa de formación de Banyan se debe a la formación de ramas poderosas, ubicadas horizontalmente del sistema de raíces aéreas. Estas raíces son numerosas, no tienen pelos. Su crecimiento es muy lento. Una parte importante del sistema de raíz se seca después de un cierto período de tiempo y no llega al suelo.

Una pequeña parte de las raíces aéreas todavía toca el suelo y tiene la oportunidad de enraizar. Luego, la parte superior pasa la etapa de engrosamiento intenso y se convierte en troncos. Las frutas formadas en la planta sirven como alimento para pájaros y mamíferos, que se convierten en los principales asistentes en la distribución de semillas y la posterior propagación de la planta.

Cuidado de la planta

Al igual que una parte importante de las variedades de ficus de la familia de la morera, los ficus de Bengala se pueden clasificar como la planta más sencilla en la floricultura de interior.

Ficus bengal se caracteriza por una alta intensidad de crecimiento. Con el cuidado estándar, la planta puede aumentar el crecimiento de cincuenta centímetros a un metro anualmente. Para frenar el crecimiento, es necesario cultivar ficus en un recipiente hermético o realizar una poda de raíces en la etapa de trasplante.

Ficus bengalí: características de cuidado

Microclima

Bengal ficus no es muy exigente con los parámetros de iluminación. La planta se siente bien en condiciones de habitaciones espaciosas y bastante luminosas. Cultivo permitido mediante iluminación artificial. El desarrollo uniforme y adecuado de la corona de este ficus requiere una rotación regular de la maceta con la planta alrededor de su eje. Este procedimiento permite que todos los lados del ficus obtengan la misma cantidad de luz.

La planta requiere el cumplimiento de indicadores de temperatura moderados, que pueden oscilar entre 18 y 26 grados por encima de cero. Se recomienda proteger a Ficus Bengali de corrientes de aire y bajar la temperatura de menos de 17 grados de calor.

La planta es bastante voluminosa y tiene algunos requisitos de humedad en la habitación. Retire regularmente el polvo con una esponja húmeda del follaje de la planta. Además, las baterías de calefacción central, así como otros dispositivos de calefacción en la habitación, que hacen que el aire esté demasiado seco, pueden tener un efecto negativo en los ficus.

Riego y alimentación.

El riego debe ser regular y abundante durante todo el año, debido a la falta de una fase de latencia invernal en la planta. El fertilizante debajo de Ficus Bengali debe usarse con mucho cuidado. Se recomienda alimentar dos veces al mes con la mitad de las dosis de fertilizantes complejos preparados para uso universal.

Trasplante de Ficus

Una planta joven de este tipo de ficus requiere un trasplante anual en una maceta más grande con una mezcla de suelo estándar para todo tipo de ficus. Las plantas adultas son bastante problemáticas para el trasplante. Se recomienda reemplazar la capa superior del suelo con tierra fresca según sea necesario.

Poda Ficus

Es recomendable podar ficus de Bengala en la estación cálida. Como regla general, los cultivadores de flores experimentados realizan podas sanitarias y de conformación en la primavera. Todos los brotes débiles y secos deben eliminarse. Este tipo de ficus responde bien a la formación de poda, debido a la implementación de la cual la planta adquiere una corona más magnífica y compacta.

También puede interesarle un artículo en el que hablemos sobre los problemas encontrados al cultivar ficus.

Enfermedades y plagas

Las plagas infectan ficus de Bengala muy raramente. Se puede observar la aparición de tales parásitos en la planta que son característicos de la mayoría de los ficus, como los trips, los escudos y los ácaros. Las plantas de pequeño tamaño deben ser liberadas de las plagas por un chorro de agua tibia de un cabezal de ducha. Las plantas grandes con una corona masiva requieren tratamiento con insecticidas especiales.

La atención inadecuada, acompañada de violaciones de las condiciones microclimáticas y el régimen de riego y aderezo, puede causar marchitez, trituración o caída de las hojas, así como retrasar el crecimiento o estiramiento del tallo de la planta. Estos problemas se abordan revisando las actividades de atención delicada.

Ficus: planta de interior

Ficus Bengal es bastante sencillo de cultivar en casa. Es sin pretensiones y se ve muy original. Ficus no causará grandes problemas incluso para los cultivadores principiantes y será una decoración maravillosa tanto para la sala de estar como para la oficina durante muchos años.