Ideas

Secretos de hacer vino de uvas Isabella en casa


Las uvas Isabella a menudo se usan como ingrediente principal para el vino casero, debido a sus excelentes índices de sabor. El vino de las uvas Isabella en casa es agrio y moderadamente dulce. Además, la variedad no tiene pretensiones para las condiciones de crecimiento y es resistente a las heladas, lo que la hace atractiva para el cultivo.

Características de la uva Isabella

"Isabella" se refiere a la categoría de variedades de uva que se usan ampliamente como tabla y técnica. Se cultiva con éxito no solo para consumo fresco, sino también para obtener materias primas de alta calidad para la elaboración del vino. La variedad tiene ventajas innegables que le permiten ser utilizada en la elaboración del vino en el hogar:

  • alto nivel de supervivencia de las plántulas y adaptación en poco tiempo;
  • arbustos vigorosos con altos rendimientos;
  • la formación de racimos atractivos, suficientemente grandes con bayas alineadas en forma y tamaño;
  • la oportunidad de obtener una gran cantidad de jugo, que se obtiene fácilmente de las bayas maduras;
  • El jugo obtenido de las bayas tiene suficiente acidez y contenido de azúcar para crear vino casero de alta calidad.

La variedad no tiene pretensiones y se arraiga bien en un nuevo sitio de cultivo. Además, los viticultores tienen una gran oportunidad de obtener una cosecha abundante de un pequeño viñedo.

Muchas bayas de uvas Isabella son conocidas por sus propiedades curativas y curativas. Las bayas de esta variedad tienen la capacidad de limpiar el cuerpo de toxinas, actuar como un energético natural, así como eliminar la fatiga y aumentar la eficiencia, mejorando la inmunidad.

Fechas de recolección, condiciones y reglas para la preparación de bayas.

En la región de Moscú, las uvas Isabella maduran completamente en la última década de octubre. Sin embargo, para que las bayas ganen dulzura y aroma, deben recogerse no antes de una semana después del inicio de la madurez técnica.

Para la preparación de vino de uva casero se permite usar bayas de cualquier tamaño. La condición principal es el rechazo de todas las bayas inmaduras y podridas.. Además, las uvas recolectadas no necesitan ser lavadas, ya que las bacterias contenidas en la superficie de su piel son levaduras naturales que pueden proporcionar un proceso de fermentación de alta calidad.

Características de la tecnología de cocción.

La vinificación, junto con la viticultura, tiene muchos milenios de su historia. Para hacer una bebida sabrosa y natural por su cuenta, debe conocer la tecnología, que es la base de cualquier receta para hacer vino casero. Incluye los siguientes pasos:

  • Recolección de bayas y el proceso de rechazo de materias primas de baja calidad.
  • Obtención de jugo de uva, que se separa con bastante facilidad de las bayas trituradas con la ayuda del habitual "aplastamiento" de la cocina. La pulpa resultante debe separarse del jugo usando un colador o una gasa.
  • Fermentación de jugo de uva colado en botellas de vidrio de cualquier volumen. Los tanques deben estar cuidadosamente preparados. Deben estar no solo limpios, sino también secos, y deben estar llenos de jugo en dos tercios del volumen.
  • Drene el vino sin agitar en un recipiente para que el sarro resultante y el sedimento de bayas naturales permanezcan en el primer recipiente.
  • Agregue azúcar a razón de 100 o 150 gramos por cada litro de vino con agitación hasta que esté completamente disuelto.

Después de aproximadamente un mes, el vino está listo y puede verter la bebida terminada en botellas. En esta etapa, la fuerza de la bebida supera el 13%. Tal vino casero se llama joven.

Como hacer vino casero con uvas Isabella

Recetas populares para vino casero de uvas Isabella

El vino casero siempre resulta delicioso y simboliza las tradiciones familiares. Los secretos de hacer vino de uva casero generalmente se transmiten de una generación a otra.

Receta para vino generoso de calidad "Isabella"

Hacer vino de acuerdo con esta receta puede ser bastante fácil incluso en ausencia de habilidades de vinificación. La secuencia de cocción es la siguiente:

  • Prepare jugo de uva o mosto de bayas cosechadas y clasificadas.
  • Para aumentar el contenido de azúcar al nivel del 25%, agregue aproximadamente 150 gramos de azúcar por cada litro de jugo de uva.
  • Deje el jugo hasta la fermentación, que se puede acelerar agregando dos gramos de levadura de vino a cada litro de jugo.
  • Deje fermentar el jugo durante unos diez días o dos semanas en un lugar fresco y oscuro.

Después de que el jugo se aclare, y todo el pastel de bayas se asiente en el fondo del recipiente, debe drenar el alcohol con un tubo o una manguera y, deteniendo las botellas con tapones, déjelos en un lugar fresco para su almacenamiento.

Una receta simple para el clásico vino tinto Isabella

El vino de uva clásico hecho en casa es el más buscado y más fácil de hacer. Se hace así:

  • Recoja uvas (aproximadamente 10 kilogramos) y retire con cuidado todas las ramas con hojas y basura.
  • Vierta las bayas clasificadas en un recipiente limpio y seco, y luego exprima cuidadosamente el jugo con las manos.
  • Cubra las bayas con jugo de gasa e infúndalas durante cinco días a temperatura ambiente, revolviendo con una espátula de madera un par de veces al día.
  • Llene un recipiente de vidrio limpio con dos tercios del mosto resultante, y luego agregue azúcar en la cantidad de 3 kilogramos y mezcle bien.
  • Coloque un guante de goma en el cuello del recipiente, haciendo varios agujeros pequeños a través de los cuales escapará el dióxido de carbono.
  • Permita que el vino deambule durante tres semanas a temperatura ambiente.

Tan pronto como el guante de goma deje de hincharse, esto indicará la preparación de la bebida. El vino debe ser filtrado y embotellado en botellas limpias. En la etapa de almacenamiento, será necesario drenar el vino varias veces del precipitado formado.

Receta para un vino festivo elaborado con uvas Isabella

Para el vino festivo, es necesario preparar bayas seleccionadas en la cantidad de 5 kilogramos. La cocción adicional se lleva a cabo de acuerdo con las siguientes instrucciones:

  • Ir a través de las uvas Isabella y amasarlas a fondo hasta que estén blandas.
  • Coloque el puré de bayas en un recipiente limpio y déjelo reposar durante tres días.
  • Agregue 0.6 kg de azúcar a la mezcla infundida, luego cierre herméticamente el recipiente con una tapa e insista durante dos semanas.
  • Agregue a la mezcla 100 gramos de azúcar por litro y deje fermentar adicionalmente durante dos semanas.

Al final de la fermentación, el vino casero se filtra a través de una gasa, que debe doblarse varias veces. Luego, el vino permanece en un lugar fresco durante dos meses, después de lo cual la bebida puede ser embotellada y almacenada en posición horizontal.

Errores comunes de fabricación

Los enólogos principiantes a menudo cometen errores que no solo pueden afectar negativamente la calidad del vino, sino que también estropean por completo esta noble y antigua bebida.

  1. Si el vino nacional tiene un sabor demasiado agrio, entonces el error principal es una violación del sellado de la botella después del derrame o azúcar insuficiente.
  2. La presencia de un sabor desagradable o a humedad puede indicar una clarificación insuficiente del vino con un residuo de sedimento y un almacenamiento inadecuado o muy poco ácido en el mosto. El último inconveniente se corrige muy rápidamente mediante la adición de ácido cítrico o ascórbico a razón de 0.2% de la cantidad de la bebida.
  3. Un vino que no es lo suficientemente fuerte se llama malopirtous y es el resultado de una fermentación defectuosa debido a la adición de una cantidad insuficiente de levadura.

No solo los enólogos novatos, sino también los maestros experimentados en la preparación de la bebida no son inmunes a los errores al hacer vino casero.

Aquí puede familiarizarse con la tecnología para hacer vino a partir de otras frutas.

Uvas Isabella: descripción de la variedad

Para comprender todos los secretos de los enólogos profesionales, debe estudiar los conceptos básicos de su interesante y antiguo arte. La vinificación no tolera el alboroto y la indiferencia. Debe recordarse que no solo la experiencia del enólogo, sino también factores como la composición química de las uvas Isabella, las condiciones climáticas durante la vendimia e incluso la hora del día tienen un gran impacto en la calidad del vino casero.

Por supuesto, para obtener una bebida con un sabor único, no debe tener miedo de experimentar y hacer sus propios ajustes a las recetas preparadas.

Mira el video: Como Hacer un Vino Casero (Mayo 2020).