Ofertas

Cómo congelar fresas y fresas silvestres para el invierno en casa: tecnología, beneficios y reglas de almacenamiento


El verano con muchas bayas y frutas no dura para siempre. Puede extenderlo, por ejemplo, congelándolos para el invierno. Parece que congelar fresas o fresas silvestres en casa, ¿qué es tan difícil? Pero hay muchos matices en este negocio. Sobre cómo congelar estas delicadas bayas, lo contaremos en este material.

Selección de bayas y su preparación.

  • Muchas recetas para la congelación de fresas comienzan con recomendaciones para el lavado completo y la eliminación de sépalos. Pero esto no es verdad. El secreto de esta baya es que no debe lavarse antes de congelarse. Por lo tanto, debe elegir solo bayas perfectas, sin defectos.
  • Las colas de caballo de ellos tampoco se pueden arrancar, de lo contrario se violará la integridad de la baya y la humedad y el aire penetrarán en su interior. Esto evitará su almacenamiento a largo plazo.
  • Las bayas frescas y rotas solo se almacenan mejor. No deben estar demasiado maduros y suaves, de lo contrario perderán su forma al descongelar.
  • Las bayas de variedades posteriores tienen menos humedad que las frutas tempranas.
  • Si no puede hacerlo sin lavar las fresas, entonces debe recurrir al secreto de los especialistas culinarios italianos. Enjuagan las bayas con vino blanco y las secan cuidadosamente.

Los beneficios de las fresas congeladas

Si congela y descongela adecuadamente la baya milagrosa, entonces no pierde sus propiedades beneficiosas. ¿Qué es rico en fresas congeladas?

  1. La cantidad de vitamina C que contiene puede compararse con limón o grosella negra. Por ejemplo, en cinco bayas es tanto como en una naranja.
  2. Ácido fólico, que es necesario para las mujeres embarazadas y las que planean un embarazo.
  3. Tiene muchas pectinas que ayudan a la digestión, así como antioxidantes y fibra, eliminando toxinas del cuerpo.
  4. Minerales y oligoelementos: magnesio, yodo, potasio, cobre y otros.
  5. Los ácidos grasos Omega-3, que son necesarios para el desarrollo completo del niño, previenen la aparición de inflamación, regulan el equilibrio hormonal y mucho más.

Tecnología de congelación de fresa

Hay varias opciones para congelar fresas para el invierno. La forma más fácil es la siguiente:

  1. Las bayas se apilan en bolsas en sujetadores o en otras ordinarias que necesitan estar bien atadas.
  2. Las bolsas se colocan en bandejas rectangulares y se congelan.
  3. Luego se ponen en el congelador ya sin bandejas.

Cómo congelar fresas para el invierno

En este caso, debe cumplir con tales reglas:

  • teniendo en cuenta que las bayas descongeladas no se pueden volver a congelar, debe congelarlas en pequeñas porciones;
  • es mejor colocar primero las fresas en el congelador sobre una superficie plana, dejar que se congelen un poco y luego ponerlas en una bolsa y bandeja.

Otro método de congelación es el siguiente:

  1. Las fresas enteras sin lavar se pelan y se sumergen en azúcar en polvo.
  2. Apilarlo en capas en un recipiente, vertiendo cada capa con polvo.
  3. El recipiente se coloca en el congelador. Al mismo tiempo, es importante que las fresas no tengan tiempo para dejar pasar el jugo.

Método número 3:

  1. Las bayas lavadas y peladas son trituradas por una licuadora.
  2. El azúcar se agrega a esta masa, y todo se mezcla.
  3. El puré de bayas se dobla en recipientes de plástico, se cubre con tapas y se congela.
  4. Una variación económica de este método es desplegar la mezcla de fresas en vasos de plástico, que se colocan en bolsas después de la congelación.

Reglas de almacenamiento y descongelamiento

Las bayas deben almacenarse a una temperatura de 18-22 grados bajo cero. Si se congelaron rápida y correctamente, se pueden almacenar en el congelador sin pérdida de propiedades y sabor hasta por 9 meses. A una temperatura de -15 bayas se almacenan no más de seis meses. Y si la temperatura es al menos tres grados más alta, entonces no más de 3 meses. En este caso, los paquetes deben estar libremente, y no en varias capas.

Las bayas deben descongelarse lentamente, la temperatura recomendada es de alrededor de cero. Esto se hace mejor en el estante superior del refrigerador.

Recetas y Usos

Después de descongelar, las fresas se pueden usar en varias recetas. La fresa también es adecuada como relleno para pasteles, tartas, panqueques, con ella puedes cocinar una variedad de postres y bebidas. Siempre es delicioso Se ofrecen algunas recetas interesantes para postres de fresas congeladas.

Pastel en una olla de cocción lenta

Un conjunto de productos: un vaso y medio de harina, medio vaso de azúcar, una bolsa de levadura, cáscara de limón, 2 huevos, medio vaso de yogur dulce, un vaso de fresas.

Secuencia de cocción:

  • mezclar harina, azúcar y levadura en polvo;
  • vierta yogurt, 3 cucharadas de aceite de girasol, ralladura de limón;
  • batir los huevos y también agregar a la masa;
  • pon las últimas bayas, mezcla todo con cuidado;
  • hornee en la olla de cocción lenta con el modo "hornear" durante 1 hora, y en el horno a 180 grados y 45 minutos.

Helado con fresas o sorbete

Puedes hacerlo así:

  • mezcle la ralladura de 2 limones y una naranja con un vaso de azúcar y un vaso de agua incompleto, cocine hasta que espese durante 10 minutos y enfríe;
  • exprimir el jugo de cítricos;
  • mézclalo con un kilogramo de fresas y jarabe, pasa todo por una licuadora;
  • coloque el postre en recipientes y colóquelo en el congelador;
  • descongelar según sea necesario 30 minutos.

Batidos De Fresa

La mitad de un vaso de fresas congeladas, un vaso de yogur de frutas, un tercio de un vaso de jugo de naranja se mezclan en una licuadora. La bebida se sirve en un vaso con una pajita decorada con una fresa. Puede reemplazar el yogurt con un vaso de leche fría y agregar plátano y un poco de canela en lugar de jugo de naranja.

Gelatina De Fresa Congelada

Para él necesitas: 3 tazas de agua, una libra de bayas, medio vaso de azúcar y una cucharada de gelatina. Se cría en un vaso de agua helada y se deja durante 2 horas. Luego se calienta en un baño de agua, evitando que hierva. Las bayas descongeladas se trituran, el jugo se separa y el puré de papas, se vierte con agua, se hierve con azúcar durante aproximadamente 10 minutos. El jugo, la gelatina disuelta se vierten en el puré de papas enfriado, se mezclan y se vierten en moldes de silicona. En la parte inferior se pueden poner en un par de bayas. El postre se coloca en el refrigerador hasta que espese.

También le ofrecemos leer un artículo que habla sobre cómo cocinar un "cinco minutos" de grosella roja.

Comentarios de anfitriona

A muchas personas les gusta hacer postres de fresa congelados. Tanto los niños como los adultos están felices de comerlos. Pero a partir de estas bayas, según las mujeres, es posible hacer cosméticos útiles y económicos:

  1. Mascarilla para pieles secas. Para ella, debes batir un puñado de fresas con una cucharadita de miel y crema agria. Aplicar en la cara durante 15 minutos, luego enjuagar.
  2. Mascarilla para refrescar la piel del rostro. El puré de bayas batidas en una licuadora se aplica con una gasa durante 15 minutos en la cara.
  3. Exfoliante de fresa. A las bayas picadas (media taza) agregue 2 cucharadas de aceite de oliva y una cucharada de miel. La herramienta se frota en la piel de la cara durante aproximadamente cinco minutos y luego se lava.

Fresa congelada: la forma más fácil

¿Puedo usar fresas congeladas de la misma manera que las fresas frescas? Por supuesto, no es peor que las bayas frescas. Los beneficios son los mismos. Pero todo esto proporcionó que las bayas se congelaran rápidamente, el almacenamiento fuera correcto y el descongelamiento fuera gradual.